Espectáculos: Rindieron digno y esperado homenaje a Demetrio Ortiz

25/12/2016 / Espectáculos
La gran gala de cierre de las celebraciones por el centenario de Demetrio Ortiz se cumplió dentro de un emotivo marco el pasado jueves en la sala de convenciones del Banco Central del Paraguay, que para la ocasión se vio llena de público.

Un colorido cuadro de danza dio inicio al espectáculo. Al son de la eterna “Recuerdos de Ypacaraí”, bailarines del Ballet Mimbipá, de la Academia de Sussy Sacco, expresaron con sutiles movimientos el sentir hacia el lugar del que habla la canción.

Seguidamente, hizo su ingreso la Dinastía Simón, grupo que en sus filas tiene a toda una familia: López Simón, Alejandro Simón, Pablo Simón, Alejandra López y Alejandro Simón Jr.

Con el canto se empezó así a honrar a Demetrio, con obras cuyas músicas fueron compuestas por él. Así sonaron en esta parte “Aurora y ocaso”, “Mi canción viajera” y “Esperanza mía”. Los aplausos regalados por el público estaban llenos de energía y emoción.

Luego el ballet volvió a ser protagonista, al son de “Ahejava’ekue”, “Rohecha jeývo”, y más, interpretados con gracia y fuerza por todos los bailarines.

Tras un intermedio, la Orquesta Sinfónica del Congreso Nacional, bajo la dirección de Diego Sánchez Haase, subió a escena para musicalizar las interpretaciones de las cantantes que sumarían después sus voces al homenaje.

De esta manera, la primera en aparecer fue Lizza Bogado, quien con evidente emoción entregó “Mis noches sin ti” y “Tus lágrimas”. Por su parte, Andrea Valobra impresionó a la platea con “Qué será de ti” y “Recuerdos del Paraguay”. Para las cantantes no faltaron los gritos de “¡bravo!” por parte de la audiencia.

Además, el actor Alejandro Méndez Mazó se metió en el personaje de Demetrio Ortiz, ofreciendo entre cada canción pinceladas de la vida del músico.

Entre el público se destacaron por su presencia Élida Maidana, esposa de Demetrio, junto con su hija Esperanza.

La danza, el teatro y el canto se entrelazaron así con la inmortal música que el gran Demetrio Ortiz nos legó, y gracias al talento de los artistas, más el apoyo de un gran despliegue de pantallas y luces. El show fue el broche de oro a todo un año de tributos dignos en honor de su centenario.

victoria.martinez@abc.com.py