Tecnología: El primer edificio con energía solar del Paraguay

23/09/2015 / Tecnología
El edificio Plaza Real se define como el primer edificio inteligente, verde y solar del Paraguay, y cuenta con tecnología muy avanzada. Apunta a convertirse en un referente de la integración de energías renovables en el sector de la construcción, al igual que en las mayores capitales del mundo

El proyecto de abastecimiento a través de energía solar fue llevado a cabo por la empresa Energía Alternativa, de los ingenieros Eduardo Viedma y Ariel Levin, quienes estuvieron a cargo de la instalación de todos los equipos que funcionan con esta energía.

La fachada del Plaza Real está dotada de 100 paneles fotovoltaicos, que son capaces de generar 8 kilowatts (kW) de energía por hora y alrededor de 32 kW por día. Esto sirve para alimentar todas las luces del edificio, las áreas comunes y los ascensores.

El edificio consume por día 100 kW, es decir, 32 kW generados a través de la energía solar es el ahorro que no tendrá que pagarle a la ANDE. Esto también beneficia a los dueños de los departamentos, que verán reflejado en sus facturas que su consumo de energía es menor.

En la fachada del edificio se utilizaron paneles solares amorfos de capas finas, logrando una armonía con la estética. | Foto: Ylda Miskinich

La energía solar fotovoltaica, creada a través de los paneles, es una fuente de energía que produce electricidad de origen renovable, obtenida directamente a partir de la radiación solar, mediante una deposición de metales sobre un sustrato denominado célula solar de película fina.

En muchas partes del mundo se está incorporando de forma cada vez más creciente la energía solar fotovoltaica integrada en edificios, como fuente de energía eléctrica principal o secundaria en los nuevos edificios domésticos o industriales, e incluso en otros elementos arquitectónicos como, por ejemplo, los puentes.

Según un estudio publicado en 2011 por Jan Kleissl, profesor de Ingeniería ambiental de la Universidad de California en San Diego, Estados Unidos, el uso de imágenes térmicas demostró que los paneles solares, siempre que exista una brecha abierta por la que el aire pueda circular entre los paneles y el techo, proporcionan un efecto de refrigeración pasiva en los edificios durante el día y además ayudan a mantener el calor acumulado durante la noche.

Según el ingeniero Viedma, Paraguay es un país rico en energía solar, ya que el verano se extiende por varios meses (estiman que aproximadamente 250 días al año contamos con días de sol). Comparado con otros países, es un porcentaje muy alto. Además, la potencia generada es de 1.400 vatios (W) por metro cuadrado, cuando el promedio es de 1.000 W por metro cuadrado.

Además de los paneles solares, el edificio cuenta con termocalefones solares de 200 litros, que proveen de agua caliente a los departamentos, obteniendo un gran ahorro de energía. La iluminación de cada departamento y de las áreas comunes del edificio utiliza tecnología LED, reduciendo hasta un 80% el consumo de cada dispositivo, y los acondicionadores de aire utilizan gas ecológico para cuidar el medio ambiente.

Plaza Real también cuenta con tecnología de domótica que permite a los dueños de los departamentos administrar desde sus celulares, computadoras o tabletas el encendido y apagado de las luces, la temperatura de las habitaciones y la apertura o cierre de cortinas.

De los diez departamentos de 225 metros cuadrados con los que cuenta el edificio, dos son de estilo penthouse y cuentan con media azotea y piscina propia. Asimismo, poseen una tecnología con su propio sistema de audio.

Además, los departamentos gozan de dos cocheras y áreas comunes, distribuidas en un área social al frente y un área privada atrás, cada una con su propia puerta de ingreso. En armonía con el concepto de edificio verde e inteligente, la cocina incorpora anafes a inducción para evitar el uso del gas y para mayor seguridad.

El área común incorpora una terraza con piscina. El área multiuso cuenta con un quincho y mesada de granito, baños sexados y un sistema de audio con parlantes externos, que puede conectarse desde el celular, mp3 o cualquier dispositivo para seleccionar la música.

Como ya es habitual en cuanto a la seguridad, el edificio posee ocho cámaras de alta definición con visión nocturna, que están distribuidas de manera estratégica y también pueden ser controladas desde un celular o cualquier otro dispositivo con Internet.

Siguiendo con la línea de la alta tecnología, los accesos a los departamentos tienen cerraduras biométricas que permiten al dueño ingresar utilizando uno de los siguientes métodos: huella digital, contraseña, tarjeta o llave tradicional.

En el lujoso lobby se prevé un servicio de portería disponible las 24 horas. El amplio estacionamiento en subsuelo tiene un gran espacio para la circulación. Un elevador y una escalera comunican cómodamente las 5 plantas del edificio.

La orientación del Plaza Real, que mira al norte, permite aprovechar al máximo la iluminación natural con amplios ventanales y tres grandes espacios de aire y luz, además de ahorrar mucha energía.

Cabe resaltar que el edificio no fue puesto a la venta desde el inicio de su construcción, sino al final, para que de esta manera los potenciales compradores puedan probar por ellos mismos el edificio futurista. La inauguración del Plaza Real está prevista para este mes de setiembre.

Según el ingeniero Viedma, la idea es mostrar este tipo de emprendimientos a las autoridades del Gobierno para que vean la factibilidad de implementar este tipo de tecnología en proyectos del Estado, para abastecer de energía a hospitales y escuelas de zonas aisladas donde se requiere poca potencia eléctrica y donde el acceso a la red de la ANDE es todavía muy difícil.

Para comprender la importancia de esta posibilidad, conviene tener en cuenta que aproximadamente una cuarta parte de la población mundial todavía no tiene acceso a la energía eléctrica.

En los países en desarrollo como Paraguay, muchos pueblos se encuentran situados en áreas remotas, a varios kilómetros de la red eléctrica más próxima. Debido a ello, se está incorporando la energía fotovoltaica de forma creciente, para proporcionar suministro eléctrico a viviendas o instalaciones médicas en áreas rurales.

Entre los años 2001 y 2015, en todo el mundo se produjo un crecimiento exponencial de la producción de energía fotovoltaica, doblándose la cifra aproximadamente cada dos años.