Nacionales: 30 no firmaron planilla pro enmienda y quedan, a 1 venció contrato y se fue
12/01/2017 / Nacionales
El estudiante de Medicina Bruño Saldaña que arguyó haber sido despedido de la Fundación Tesãi por no concordar con la iniciativa de adherirse a la enmienda constitucional, en realidad, tiene el contrato de servicio vencido con dicha institución y el mismo no fue renovado. En contrapartida, existen al menos 30 funcionarios de la entidad que tampoco firmaron y siguen trabajando sin ningún inconveniente.

Tal fue la explicación del gerente ejecutivo de la citada fundación, Jorge Frutos. “El convenio social que tenemos con Itaipú establece contratos de trabajo por tiempo determinado: un año. Y se renuevan en el caso de que la persona continúe. En el caso de él – Bruno Saldaña – se decidió no continuar con su contrato por motivos de readecuación del servicio”, comenzó explicando Frutos.

Además, comentó que Saldaña ya había trabajado para Tesãi en el 2.015, pero que fue desvinculado tras agredir a golpes de puño a un compañero.

“Hay testigos de eso e, inclusive, la víctima tuvo que ingresar por Urgencias para tratarse de los golpes sufridos”, añadió Frutos.

En aquel momento, Saldaña habría admitido su falta, pidió disculpas, pero igual fue desvinculado. “Es una persona temperamental. Acá la gente lo conoce. Esa es la diferencia con Asunción, donde se tiene otra idea de él”, expresó el ejecutivo de la mencionada fundación.

“Luego de ese incidente, él constantemente me llamaba, me decía para ayudarle, para ver si había un puestito, para darle otra oportunidad”, agregó.

Y, aparentemente ante la insistencia y la situación familiar de Saldaña, se reconsideró su caso y, mediante un convenio social, se le hizo responsable de un puesto de admisión en la Fundación.

Saldaña trabajaba sábados y domingos, a la noche, lo que le permitía continuar sus estudios, hasta que, el último 31 de diciembre venció su contrato y hoy se le notificó.

PLANILLA

Ya en lo que hace a la firma de la “planilla” para la enmienda constitucional, Frutos comentó que la misma también circula en el interior de la Fundación. Pero, puntualizó que, de 150 funcionarios, aproximadamente 30 tampoco la firmaron. “Y esa gente sigue trabajando, sin ningún problema”, aseveró.

Al consultársele cómo interpreta la situación planteada por Saldaña, Frutos dijo “realmente no le entiendo.”

“Él mencionó que quería ser político, que quería un espacio, inclusive se acercó a los Zacarías, después salió. Tengo un mensaje donde me manifiesta ‘muchas gracias por todo lic.’ Yo le di la mano para trabajar el año pasado”, añadió Frutos.

Tras lo cual especuló que la “denuncia” de Saldaña podría ser un recurso para que se conozca su nombre.

“Yo creo que sí. Es una buena oportunidad para que él tenga el espacio que siempre quiso. Él siempre estuvo en el tema sindical”, amplió.

“A mí me apena. Porque cuando él me pedía trabajo, se acordaba de sus hijas y yo le decía que hubiera pensado en ellas antes de pegarle a su compañero. Y él me respondía ‘me traicionó el temperamento, si me das otra oportunidad nunca va a volver a ocurrir’. Y la verdad que no le pegó más a nadie”, finalizó Fruto


SEGUÍ LEYENDO
BUSCAR NOTICIAS:
Lo ultimo